Llave en mano

Un proyecto llave en mano, ya sea de construcción o reformas, consiste en llevar a cabo y ser responsable de todos los procesos para entregarlo completamente terminado.

¿Cuáles son sus características?

Una de sus principales características es que, en lugar de tener diferentes responsables para cada una de las etapas del proyecto, el contratista único del proyecto funciona como ente coordinador de todas las operaciones, ahorrando preocupaciones a su cliente. De hecho, de ahí proviene su nombre: el dueño de la empresa tendrá la llave de su nueva oficina sólo para abrir la puerta e iniciar operaciones.

Este tipo de proyecto se puede adaptar para todo tipo de obra. En este tipo de contrato, la empresa accede a tener a un contratista único para desarrollar un proyecto completo llevando a cabo sus especificaciones.

Algunos beneficios de un proyecto llave en mano

Un proyecto llave en mano ofrece muchas ventajas que los proyectos tradicionales de construcción o remodelación de oficinas no incluyen. Algunas de ellas son:

  • Seguridad en el tiempo de entrega.
  • Mayor Velocidad de construcción.
  • Respeto al costo inicial (sin modificaciones en el alcance pactado).
  • Mínima fricción entre los participantes.
  • Un solo responsable de cumplir el objetivo.
  • Menor riesgo del cliente en la toma de decisiones.

Sin embargo, es importante resaltar que un proyecto llave en mano no significa que el responsable del proyecto por parte de la empresa perderá el control sobre las decisiones de diseño y construcción. Al contrario: el proyecto se ejecuta completamente bajo los lineamientos establecidos por el cliente.